¿QUÉ ES ACAT?


Image de Cristo
ACAT (Acción de los Cristianos para la Abolición de la Tortura) es una asociación ecuménica que reúne cristianos de todas las confesiones, para luchar por la abolición de la tortura y de la pena capital. Los cristianos nos comprometemos a vluchar por un mundo sin tortura, porque esta práctica es incompatible con la dignidad humana. Es en el evangelio donde encontramos nuestra fuerza para actuar. La fe en Cristo, muerto y resucitado, nos da la fuerza de esperar y actuar para la abolición de la tortura.

Foto joven detenido

¿CÓMO NACE ACAT?

En 1974, dos mujeres protestantes, Hélène Engel y Edith du Tertre, impresionadas por los relatos de las torturas en la guerra del Vietnam, deciden sensibilizar a las Iglesias cristianas ante el escándalo de la tortura. Indignadas por el silencio de los cristianos, forman un grupo ecuménico con el fin de alertar a todas las Iglesias.

Su proyecto encuentra una acogida favorable: ¡Ya era hora que se pusieran los cristianos!, se decía desde Amnistía Internacional. También el Consejo Ecuménico de las Iglesias y otras organizaciones en Francia, habían empezado a preocuparse por el aumento de la tortura en muchos países; se hablaba entonces de una epidemia de tortura.

El 16 de junio de 1974, unas cuarenta personas se reuniron en Versalles y fundaron ACAT.

Legalmente, ACAT es una institución, pero sobre todo es un movimiento de protesta y denuncia contra el poder torturador.

ACAT hace un llamamiento a las personas que sientan suya esta causa, para trabajar juntas en una labor atrevida, comprometiéndose, día a día, en el intento de poner fin al escándalo de la tortura.

ACAT nace en el Estado español en 1987 y es una institución reconocida legalmente.

OBJETIVOS:

Flecha arribaINICIO