Logo ACAT



TEXTOS LEGALES


Declaración Universal de los Derechos Humanos

Adoptada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948

Artículo 5º

Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes

Adoptada y abierta a la firma, ratificación o adhesión, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, resolución 39/46, de 10 de diciembre de 1984

Entrada en vigor: 26 de junio de 1987, de conformidad con el artículo 27.1

Parte I

Artículo 2

1. Todo Estado parte tomará medidas legislativas, administrativas, judiciales o de otra índole, eficaces para impedir los actos de tortura en todo el territorio que esté bajo su jurisdicción.

2. En ningún caso podrán invocarse circunstancias excepcionales como estado de guerra o amenaza de guerra, inestabilidad política interna o cualquier otra emergencia pública como justificación de la tortura.

Artículo 10

1. Todo Estado parte velará para que se incluya una educación y una formación completas sobre la prohibición de la tortura en la formación profesional del personal encargado de aplicar la ley, sea ésta civil o militar, del personal médico, de los funcionarios públicos y otras personas que puedan participar en la custodia, en el interrogatorio o el tratamiento de cualquier persona sometida a cualquier forma de arresto, detención o cárcel.

Artículo 12

Todo Estado parte velará para que, siempre que haya motivos razonables para creer que dentro de su jurisdición se ha cometido un acto de tortura, las autoridades competentes inicien una investigación rápida e imparcial.

Artículo 14

1. Todo Estado parte velará para que su legislación garantice a la víctima de un acto de tortura la reparación y el derecho a una indemnización justa y adecuada, incluidos los medios para su rehabilitación cuanto más completa mejor. En caso de muerte de la víctima como resultado de un acto de tortura, las personas a su cargo tendrán derecho a la indemnización.

Declaración y Programa de Acción de Viena

Aprobados por la Conferencia Mundial de Derechos Humanos en Viena el 25 de junio de 1993

II/B/5.60 Los gobiernos deben derogar la legislación que favorezca la impunidad de los responsables de violaciones graves de los derechos humanos, como la tortura, y castigar estas violaciones, consolidando así las bases para el imperio de la ley.


Textos publicados por la Asociación de las Naciones Unidas en España, en ocasión del 50 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, 1998.

Flecha arribaINICIO